El estreñimiento y la Naturopatía

El estreñimiento y la Naturopatía

El estreñimiento es una afección que se define casi siempre al hecho de tener menos de tres deposiciones por semana. Frecuentemente se asocia con heces duras o difíciles de evacuar. El problema deriva cuando, al no evacuar correctamente, tampoco se eliminan las toxinas, grasas, gases, células muertas y sustancias ácidas que no pueden eliminarse. Estas toxinas las absorbe la sangre y empieza a contaminarse.

Si estos desechos llevan demasiado días en el cuerpo, empezarán a fermentar y esto crea el denominado “alcohol”, el cuál afecta al hígado y otros órganos importantes.

Cuáles son los síntomas del estreñimiento

  • Pasar más de un día sin defecar ya se considera estreñimiento
  • Heces duras
  • Dificultad para expulsar heces
  • Dolor de estómago
  • Vientre hinchado
  • Malestar general

Las causas

  • Una dieta pobre en fibras, alta en harinas refinadas y grasas animales y escasa en verduras y frutas
  • Beber poca agua
  • Estrés
  • Obesidad
  • Falta de ejercicio

En nuestro centro de Salud Integrativa EKIO ayudamos a nuestros clientes para aliviar sus problemas de estreñimiento con la Naturopatía. Esta ciencia basada en la evidencia, trabaja con todos los elementos que nos aporta el entorno natural para, de una manera sana, ayudarnos a recuperar la salud. En este caso en concreto, trabajamos con una de las técnicas integradas dentro de la Naturopatía como es la nutrición.

 

Es necesario establecer una dieta que reporte en la persona un complemento de fibra necesario para ayudar al intestino a evacuar. Dentro de esta dieta es importante incorporar frutas y cereales integrales, así como evitar alimentos precocinados y azucarados.

Por la mañana, es muy recomendable beber en ayunas un zumo de limón disuelto en un vaso de agua caliente. El agua caliente estimula los intestinos y barre las toxinas que el cuerpo ha almacenado durante la noche. El limón depura los intestinos y la sangre reduciendo así, los riesgos de toxemia o las posibles infecciones que deriven del estreñimiento.

 

Cómo prevenir el estreñimiento

“Prevenir mejor que curar” Como dice el refrán, es mejor prevenir esta enfermedad que padecerla y tener que curarnos. Podemos seguir unas simples indicaciones que nos ayudarán a evitar el estreñimiento

  • Beber cantidades adecuadas de líquidos
  • Hacer ejercicio: no es necesario una excesiva actividad física para evitar el estreñimiento. Basta con andar 20 minutos a un ritmo medio-alto todos los días. Con eso será suficiente para estimular el intestino
  • Tener evacuaciones regulares: es importante enseñar al intestino a evacuar todos los días a la misma hora y más importante aún, no evitar ir al baño. Si sentimos el impulso de ir al baño, posponerlo no es conveniente
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *