Fundamentos Teóricos del Biomagnetismo Psicobiológico

Fundamentos Teóricos del Biomagnetismo Psicobiológico

Campos electromagneticosLa naturaleza electromagnética de la materia

Toda la materia está constituida por cargas positivas y negativas que se combinan entre sí mediante fuerzas de interacción formando, desde los átomos a los planetas y también los sistemas de los seres vivos. Los átomos de elementos simples se unen entre sí a través del magnetismo para formar sistemas cada vez más complejos.

Las cargas eléctricas de los elementos o átomos están en continuo movimiento generando un campo electromagnético. Es decir, el campo electromagnético es la manifestación de las cargas eléctricas en movimiento.

En el cuerpo humano, las cargas eléctricas transmiten las señales de comunicación, tanto para recibir los estímulos externos a través de los receptores de los sentidos, como para interpretarlos a través de señales neuronales y transformarlos en funciones vitales mediante estímulos electroquímicos del sistema neuroendocrino (mediados por neurotransmisores y hormonas).

El organismo humano es un complejo sistema vivo formado por otros muchos sistemas como átomos, moléculas, células, microorganismos, tejidos y órganos que conviven en armonía gracias al orden generado por el sentido del conjunto. La comunicación que hace posible la relación entre las partes del sistema y que, por lo tanto, hace posible la vida, se lleva a cabo a través de la permanente estabilización de los campos electromagnéticos biológicos.

Cada parte del sistema orgánico posee un campo electromagnético con el que se comunica con las otras partes del sistema a fin de mantener el equilibrio de las funciones vitales.

La relación que mantiene el estado de equilibrio del cuerpo humano al que denominamos salud, es la fuerza de cohesión que generan los campos electromagnéticos de las distintas partes que forman el organismo.

El material conductor en el cuerpo humano son los electrolitos, por lo tanto, una variación en la composición o concentración de los mismos genera una variación en el sentido del campo magnético produciendo una alteración o polarización (+) o (-) del órgano donde se presenta la anomalía.

En el organismo humano, las variaciones de las cargas eléctricas que generan la energía necesaria para la vida, se mantienen dentro de unos márgenes que determinan el equilibrio dinámico de cargas eléctricas. A este margen de seguridad que garantiza las funciones vitales adecuadas se le denomina Nivel Energético Normal.

Enfermedad y Biomagnetismo

La enfermedad es, por lo tanto, la imposibilidad por parte del organismo, para mantener los campos electromagnéticos equilibrados y, como consecuencia del desequilibrio de cargas eléctricas, aparecen las alteraciones de las funciones vitales que se manifiestan a través de los síntomas.

Los mecanismos homeostáticos son los sistemas reguladores que posee el organismo para mantener los Niveles Energéticos Normales de todas las partes que forman el cuerpo humano, como el pH de la sangre, la concentración de iones en los fluidos corporales, la concentración de electrolitos dentro y fuera de las células, la temperatura corporal, el ritmo cardíaco, la contracción muscular que genera el movimiento del cuerpo, etc.

Una de las medidas más importantes de las cargas eléctricas en los fluidos corporales se denomina pH e indica la concentración de iones de hidrógeno (H+  o protones) en estos fluidos. El ion de hidrógeno es el principal intercambiador de electrones y, como consecuencia, de energía en los procesos biológicos, junto a otras moléculas que intercambian electrones gestionando la energía del sistema orgánico en las denominadas reacciones REDOX.

Los principales elementos intercambiadores de electrones en el organismo son el hidrógeno, el oxígeno y el hierro, ciertos electrolitos como el sodio, potasio, calcio, magnesio, y las vitaminas, las enzimas, los neurotransmisores y las hormonas. Todos estos elementos generan las funciones orgánicas a través del intercambio de electrones entre sus estructuras.

Cuando el equilibrio del intercambio de cargas eléctricas en el organismo se altera aparecen valores de pH fuera de los Niveles Energéticos Normales; luego las alteraciones del pH indican el principio de las alteraciones de las funciones vitales.

Cuando el pH de los fluidos internos se altera, el intercambio de cargas eléctricas también se altera y aparecen virus y bacterias para compensar este desequilibrio de cargas eléctricas.

El uso de los imanes para el equilibrio de la salud

La aplicación de los imanes en partes concretas del organismo consigue restaurar los campos electromagnéticos biológicos que están alterados. De esta manera se restauran los Niveles Energéticos Normales, se normaliza el libre flujo de cargas eléctricas en el cuerpo y, como consecuencia, se normalizan las funciones vitales desapareciendo los virus y las bacterias que ya no son necesarios.

El biomagnetismo Psicobiológico impartido en Ekio Salud Integrativa, puede servir para tratar cualquier patología o enfermedad ya que actúa sobre la causa profunda que genera el desequilibrio; al restaurar el terreno biológico y potenciar el sistema inmunitario, la energía vital fluye de nuevo por todo el organismo y los síntomas remiten.

Utilizado tradicionalmente de manera intuitiva, hoy se considera un método científicamente probado a través de múltiples experimentos, avalado por gran cantidad de casos clínicos en los que, o bien se observa una mejoría del estado general, o bien se consigue eliminar los síntomas tratados.

Al ser una técnica no invasiva aporta la ventaja de no provocar efectos secundarios indeseables, característica que hace de esta técnica un recurso al alcance de cualquier persona. Al mismo tiempo podemos tratar los campos magnéticos cerebrales alterados ejerciendo una acción positiva en casos de estrés y en bloqueos psicoemocionales.

La técnica empleada por la Escuela Ekio para localizar los puntos adecuados para la colocación de los imanes se basa en test de kinesología Aplicada; consiste en usar los test musculares para saber dónde está la debilidad y potenciarla con los imanes. Con nuestro test aprenderás si el origen de la patología es un problema emocional, bioquímico, energético o estructural y como corregirlo con los imanes.

Con la Kinesiología Aplicada serás capaz de saber cómo está el organismo de la persona antes de ser analizado y qué Mudras usar, ya que es necesario que se cumplan ciertas condiciones previas para poder aplicar el biomagnetismo.

En este curso hemos unido la base científica del Biomagnetismo con la Kinesiología Aplicada más moderna para poner a tu disposición el mejor curso que puedes hacer hoy en día.

El par biomagnético del Dr. Goiz

Cuando aparece una zona en el organismo con un pH alterado, siendo el pH un indicador de las cargas bio-eléctricas, queda definido un par biomagnético 1 y, por la ley de cargas, se produce una compensación biológica de las cargas en otra zona del organismo cuya vibración es “resonante” con la anterior quedando así constituido el par biomagnético 2.

El organismo consigue así estabilizar el desequilibrio para evitar consecuencias más graves y, al mismo tiempo, los síntomas quedan también estabilizados entre los denominados pares magnéticos. La teoría de los “Pares Biomagnéticos” aporta la técnica de “compensación de cargas”, lo que ha supuesto una notable mejora de la efectividad terapéutica, al tratar las dos zonas que constituyen el dipolo que configura el foco de desequilibrio.

La técnica del Biomagnetismo Psicobiológico aplicada en la escuela Ekio Salud Integrativa, reequilibra las dos zonas del par biomagnético a través de dos mecanismos:

  • Primero, mediante la colocación de imanes para reequilibrar las cargas biomagnéticas de estas zonas alteradas con el fin de recuperar, tanto las constantes vitales, como los mecanismos que mantienen estas constantes dentro de los niveles óptimos.
  • Segundo, dotando de recursos individualizados a cada persona para recuperar el equilibrio interno y mantener un buen estado de salud.

La aportación del Biomagnetismo encuentra en la Kinesología Aplicada la asociación ideal para conseguir mejores resultados terapéuticos con respecto a la terapia clásica biomagnética. Gracias a la kinesología se han descubierto numerosas “relaciones bipolares” como reflejos de desequilibrios o patologías, que pueden estar ubicadas, bien dentro del mismo órgano, glándula o tejido o en distintas partes del organismo que, por resonancia, están implicados en la misma patología.

Se ha investigado con qué cargas se desactivan dichas polarizaciones adversas y después se han aplicado dichas cargas con imanes de una potencia por encima de los 1000 gauss. La clínica terapéutica ha servido para comprobar la eficacia del método en numerosas patologías que han remitido completamente y, en todos los casos se han conseguido una apreciable recuperación de la salud.

Los estudios clínicos avalados por los resultados favorables han servido para definir los “pares biomagnéticos” o parejas de puntos que sirven para tratar un gran número de trastornos de la salud. Actualmente se han descrito más de 500 pares.

Con el tratamiento de un par Biomagnético a través de imanes se puede corregir una disfunción orgánica, química, nerviosa, endocrina o energética, debido al cambio celular (magnetorreceptores), tisular (pH) y microbiológico (magnetorreceptores) que se produce en las partes afectadas, gracias al flujo electromagnético que crean los imanes entre las dos áreas o terrenos relacionados y afectados en el organismo.

La condición principal para el resultado positivo de esta terapia es que el terapeuta reciba una buena formación teórico-práctica en la Terapia de Biomagnetismo Psicobiológico en la que se adquieran los conocimientos, la metodología y la destreza adecuados.

Ekio pone a tu alcance una técnica fácil de realizar, barata, exenta de riesgos y cuya seguridad está basada en respetar unas mínimas precauciones.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *